Puelles

   

         

Historia y arte, arte e Historia forman un todo, un conjunto indivisible por el que nos sentimos unidos como cordón umbilical a nuestra propia madre, a nuestro valle de Valdedios, las vivencias en el lugar forman parte de un conjunto de cualidades y valores que en muy pocas partes se pueden producir tan acusadamente como en estos parajes.

Arte, historia, gentes y paisaje que atrapan e inundan nuestros corazones, con una sencillez que llega al fondo de nuestra propia existencia con un profundo sentimiento de amor y respeto por nuestra tierra.

Miramos al hermoso valle, con sus aldeas y sus gentes y, redescubrimos toda su ancestral historia y todo un enorme arte, encubiertos durante alguna época por el transcurrir del tiempo o en otros momentos olvidados por la falta de cierto tacto en la conservación de los legados históricos que se han dejado en esta zona.

Historia como la que formó parte de nuestros antepasados muy lejanos ya incluso en la prehistoria, puesto que recordemos en este momento el descubrimiento de los cráneos prehistóricos de Valdedios, las gentes mayores lo recordaran perfectamente o habrán oído los hechos de aquellos descubrimientos ocurridos en Mayo de 1878, tras quedar abierta por casualidad una oquedad en la parte superior de una bóveda o cueva muy cerca del Conventin, en una aldea que todos conocemos como “el Polleu”, la cueva tenía 14 m de largo, 6 de ancho y 10 de alto aprox, toda ella llena de estalactitas, se encontraron huesos de animales mezclados con los citados restos humanos.

                                                      

! Y que decimos! de los orígenes romanos de Puelles, simplemente recordar, que ellos llamaban Boides/Boiges (que para ellos significaba “un valle de fuentes”) a lo que hoy llamamos Puelles, y todos sabemos perfectamente desde tiempos inmemoriales que estamos sobre una enorme balsa de agua en el subsuelo que abarca hasta los montes de Fabares y cuando hay abundancia de agua ella brota espontánea por todos lados en los 19 manantiales y arroyos que son bien visibles en la zona.

La abadía cisterciense de Santa María de Valdedios fué constriída a comienzos del siglo XIII en la posesión de Boiges que el rey Alfonso IX de León donó a tal fin el día 27 de Noviembre del año 1218, las obras de construcción habían comenzado el día 18 de Mayo de ese año y concluyeron en 1226, una lápida nos recuerda el constructor de esta hermosa obra, Galteiro. 

La iglesia de San Salvador de Valdedios, "El Conventin", hubo de ser construída en el siglo IX por cuanto fué consagrada por siete Obispos el día 16 de Septiembre del año 893 reinando Alfonso III el Magno.

Aquí, en esta zona, practicaba sus quehaceres religiosos Alfonso III el Magno cuando residía en Boides, su palacio por tanto debería de hallarse en estos alrededores, en algún lugar debería de haber algún rastro o vestigio que denotara la presencia del Rey.

Fue un sacerdote, catedrático, profesor y arqueólogo de reconocido prestigio en aquellos tiempos del Seminario del Colegio de Valdedios, el que buscó el emplazamiento del palacio de Boides en las inmediaciones del lugar en Puelles, en la primavera del año 1928, lo que le condujo después de consultar a varias personas del lugar, al descubrimiento de una “villa romana" con sus termas incluidas en el punto denominado “Ería de la villa”, sito en el límite de las parroquias de Puelles y Rozaes a dos km de Valdedios, las fotos o reproducciones que se conservan al respecto son bien elocuentes y, se han publicado en algunas antiguas revistas como lo fueron la Revista Valdedios y la revista Covadonga.

Detalles que se observan en las excavaciones, aseguran la posibilidad de que el mismo Rey construyó estas edificaciones para uso personal, para poder descansar y un seguro para su defensa. Como vemos entonces, ésta es una zona escogida por el tercero de los Alfonsos para lugar de su esparcimiento primero y, más tarde, para sedante de su corazón destrozado por la ingratitud de sus hijos, por la pérdida de su corona y de su Reino, ya que fué desterrado por sus propios hijos.

                 

La relación en los vocablos Boides-Boiges-Puelles es muy clara y lo atestigua entre otros documentos un antiguo manuscrito que fue del archivo del Monasterio de Valdedios y que hoy se conserva en el Archivo Histórico Nacional, con las claves sig. 221- B, donde en éste documento se dice: “El coto de Valdedios en que este devoto Monasterio esta edificado, es propio suyo solariego…En este dicho coto hay sólo una Iglesia parroquial, que es la de San Bartolomé de Pueyes que antiguamente se llamaba de Boiges o de Boides”.

                                                                          

En torno al nombre de Valdedios o “Valle de Dios” dado al lugar o a la amplia zona en donde el Monasterio está emplazado, es de origen monástico francés ya que es en Francia, en la época de las cruzadas, cuando alcanzaban mayor esplendor y pujanza los conventos, era frecuente designar con el nombre de Dios los Monasterios establecidos en los lugares retirados.

Otros estudios datan el palacio de Alfonso III el Magno junto a las inmediaciones de la Iglesia de San Salvador, que tuvo que ser edificada para servir de capilla real en los momentos en que allí residía el Rey y su corte, lo atestiguarían las excavaciones realizadas al N del templo y el espacio entre el S y la Iglesia de Santa Maria, puesto que se han descubierto algunos cimientos románicos diferentes a los de Pueyes y que según esta versión corresponderían a los aposentos del Rey entre los años (866-910).

                              

                                                                            

Emiliano Yeguas